¿POR QUÉ TUS ZAPATILLAS SALOMON NO SON VEGANAS?

Sois muchos y muchos los que calzáis un par de Salomon. Es posible que las tengas desde antes de ser veganos o incluso después.

Y te pasó lo que a la mayoría les pasa, fuiste y miraste sus materiales, viste que eran sintéticos o de neopreno y ya diste por echo su veganización.

Pero se te pasaron por alto unos pequeños detalles por los que esas zapatillas son cómplices del maltrato animal.

Desde Zapatos veganos gracias a la investigación de Aleix Lladó descubrimos por palabras de la propia marca que sus zapatillas no son veggie. Aquí el enlace de ese gran estudio dónde aborda con gran profesionalidad este detalle y muchos otros relacionados con el calzado de running.

LA RESPUESTA CLARA Y CONTUNDENTE DE SALOMON

no-son-veganas-salomon

Salomon en su respuesta a Aleix ha sido muy precisa y sin andarse por las ramas, ni divagando ni usando eufemismos. En su contestación cita textualmente:

Todos los productos de la marca Salomon contienen cola de origen animal.

Es decir, no esconden ni enmascaran la respuesta sino que afirman el uso de pegamentos con ingredientes animales.

Siendo una multinacional podrían haber estado mareando la perdiz o dando una contestación más difusa. Pero no, un 10 por la valentía de Salomon y contestar sin tapujos a la cuestión.

Muy distinta por ejemplo a la contestación que nos dio Nike sobre las colas que utilizaban para ensamblar sus zapatillas.

Entiendo ( y estos ya son elucubraciones mías) que para conseguir la protección waterproof no pueden evitar el uso de productos de origen animal, seguramente a base de pescado.

Esto también ocurre por ejemplo con la cosmética vegana que no comercializa productos resistentes al agua por el mismo motivo.

¿QUE HACER CON TUS SALOMON?

zapatillas-salomon-veganas

Sí ya has comprado unas Salomon, o tienes un par de ellas desde hace tiempo los veganos radicales y nivel Dios te dirán: «tíralas, tíralas ya»

Pero mi consejo es, ¿no te sientes cómoda llevando un par con pegamentos no-vegan? Pues entonces regálaselas a alguien. A tu hermana pequeña, a tu sobrina o a un vecino que veas que lo necesita.

Y si no tienes a quien dárselas pues entonces dales una segunda vida vendiéndolas por wallapop o en cualquier otra tienda de ropa y calzado de segunda mano.

Para tus próximas deportivas te recomiendo que además de ser respetuosas con los animalitos también lo sean con el planeta. Para ello te aconsejo un par de vivobarefoot, unas zapatillas minimalistas que te hacen ir a todas partes y dónde sientes que en cada zancada estás volando.

COMPARTE ESTE POST CON TUS AMIG@S Y CONOCID@S:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *